¿Quieres saber cómo se comportan los internautas en tu blog? Google Analytics te lo cuenta

¿Qué es Google Analytics?

Empecemos por el principio.

Básicamente, Google Analytics es la solución de referencia para “monitorizar” lo que ocurre en tu blog.

Se usa con frecuencia junto con Google Adwords, para el comercio electrónico y para mejorar la experiencia del usuario del blog, pero no es imprescindible, y puede ser utilizado por cualquiera que tenga un blog.

Además, verás que no necesitas habilidades especiales para utilizar Google Analytics.

Este es un artículo de nivel básico, por lo tanto, vamos a mostrarte solo los elementos esenciales para comenzar a usar Google Analytics.

¿Qué puede hacer Google Analytics por ti?

Si estás leyendo este artículo es porqué tienes un blog.

Google Analytics recopila y procesa una enorme cantidad de datos relacionados con tu blog.

Estos datos se utilizan para generar una variedad de informes según tus necesidades.

Incluso si no tienes claros tus objetivos al usar Analytics, hay algunos aspectos de Google Analytics que son útiles para la mayoría de profesionales como tú.

Además, Google Analytics también va a ayudarte a identificar problemas subyacentes de tu blog. Por ejemplo, si hubiera problemas de rendimiento o de usabilidad para los usuarios que acceden a tu blog desde un smartphone.

 

Visión general

Una aproximación general a Analytics te ofrece respuestas a preguntas básicas como: ¿Cuánto tráfico recibe tu blog? ¿Cuál es el origen o la página de mayor tráfico de tu blog? ¿Cuál es la tasa de conversación? ¿Cuál es el desglose de usuarios nuevos versus usuarios recurrentes?

Esta información te será particularmente útil cuando la examines a lo largo del tiempo.

La comparación de semanas o meses te dará una mejor idea del rendimiento de tu blog a lo largo del tiempo.

 

Descripción del comportamiento

Una información importante para ti, será que no todas las páginas de tu blog van a ser igual de importantes para tus visitantes.

En la página “Descripción general del comportamiento”, el rendimiento individual de cada página te ayudará a identificar qué páginas te generan la mayor cantidad de tráfico.

También te ofrecerá información más técnica de tu blog, como por ejemplo, la tasa de rebote (% de personas que entran en tu blog y lo abandonan sin haber realizado ninguna acción).

Por ejemplo, si tuvieras un e-commerce, páginas como la página de inicio, las páginas de productos, los resultados de búsqueda, el carrito de compras, la página del check out y la página de gracias, serán páginas críticas de tu sitio sobre las que realizar un seguimiento detallado para conocer cuál es el comportamiento de los visitantes en esas páginas clave para tu negocio.

Por otro lado, si tienes un restaurante seguramente querrás priorizar la optimización de búsquedas locales.

 

Descripción general de la conversión

Para generar informes de impacto, es necesario configurar objetivos o transacciones de comercio electrónico.

Google Analytics no establecerá automáticamente tus objetivos.

Los objetivos los establecerás desde el Panel de administración desde la opción “Ver”.

Los objetivos se pueden definir de forma muy amplia y pueden referirse a transacciones de comercio electrónico, o a capturas de leads a partir de envíos de formularios o reservas.

Los objetivos con un valor económico mostrarán las fortalezas y debilidades en las páginas de tu blog.

La descripción general de la conversión de tu blog te permitirá profundizar en la consecución de tus objetivos y así obtener más información sobre la conducta de tus clientes.

 

Cómo – Lo Básico

Entonces, ¿cómo debes empezar?

En primer lugar crea tu cuenta iniciando sesión en Google Analytics. En la esquina superior derecha puedes crear una cuenta si no tienes una, o iniciar sesión si ya la tienes.

A continuación, selecciona tu blog.

Deberás proporcionar un nombre de cuenta, generalmente el nombre de tu empresa.

Luego configura la URL. Selecciona HTTP o HTTPS: empieza con HTTP si tu blog cambia entre HTTP y HTTPS.

Después elige la categoría de industria de tu negocio. Este es un paso importante ya que permitirá a Google establecer puntos de referencia para tu blog y comparar el rendimiento del mismo con otros que se dediquen a lo mismo que tu.

El siguiente paso es seleccionar el país y la zona horaria de los reportes.

Si bien no es un problema crítico, elige la zona horaria para que sea permanente. Aunque la puedes cambiar, no cambiarás los datos de forma retroactiva.

Puedes leer el apartado “Leer más” para conocer cómo Google usa estos datos.

A continuación, selecciona “Obtener ID de seguimiento”.

Revisa los términos y servicios, y selecciona “Acepto”.

Ahora instalarás tu etiqueta de seguimiento.

Selecciona “Información de seguimiento” y luego “Código de seguimiento”.

El código de seguimiento es un fragmento de código único que deberás copiar y pegar en todas las páginas de tu blog que desees que Google Analytics rastree.

¿Cómo hacerlo?

Copia tu código de seguimiento justo debajo de <head>en tu página HTML.

Luego dirígete a “Administrador de etiquetas de Google”.

Puedes seleccionar el enlace para obtener más información al respecto.

Haz clic en “Estado”. Aquí Google te informará si estás recibiendo datos.

 

Crear una visualización

Se considera una buena práctica que la primera “Visualización” que crees sea una Visualización general. Una visualización general contiene un historial de análisis sin filtrar, más o menos como una copia de seguridad.

 

Creando un filtro

Google aplica filtros a tus datos antes de presentar tus informes.

El filtro más importante que debes tener en cuenta, es excluir tus visitas (y las de tus empleados si los tienes).

Evidentemente, no quieres que aparezcan los datos generados por tus visitas a tu blog junto con los de tus usuarios, ¿verdad?

Crea un filtro que excluya las tus direcciones IP.

Si no conoces tu dirección IP, puedes hacer una búsqueda en Google “¿cuál es mi dirección IP?”.

Deberás excluir la dirección IP de cada ordenador que utilices.

Esta información deberá ser agregada individualmente.

Desde el Panel de administración, selecciona “Visualización predeterminada”.

En el menú desplegable, selecciona “Agregar filtro” y asígnale un nombre (Por ejemplo “excluir IP de ….”).

Luego, tienes la opción de seleccionar de un filtro predefinido o un filtro personalizado.

Un filtro predefinido actúa como una plantilla.

Selecciona “predefinido”.

Selecciona “Excluir o Incluir”. En este caso, seleccionará el tráfico de las direcciones IP y luego seleccionarás la opción adecuada.

Introduce los datos para excluir una dirección IP, y haz clic en “Guardar”.

Desde este punto en adelante, todos los datos de la visualización predeterminada excluirán cualquier dato que este filtro excluya, pero no de manera retroactiva.

Es muy común agregar múltiples filtros.

Sin embargo, el orden de los filtros es importante.

El orden del filtro afecta los resultados posteriores.

El orden del filtro es importante porque la salida de uno se convierte en la entrada del siguiente.

Explora los filtros para ver cuales son más relevantes para los objetivos de tu negocio.

Nota : Si deseas incluir/excluir dos cosas, básicamente estás creando un filtro. Ve al campo de filtro, luego patrón de filtro. Escriba el primer concepto para excluir, después el símbolo de la tubería (|), y finalmente el segundo concepto.

 

Exportación de datos

En Google Analytics es muy fácil imprimir o compartir tus informes analíticos.

En la esquina superior derecha, tienes la opción de imprimir o compartir tu informe. También se puede guardar y editar.

 

Avanzando

Google Analytics ofrece numerosos informes, así como opciones de segmentación por fechas, que van mucho más allá del alcance de este artículo.

Busca los informes que se alinean más estrechamente con tus necesidades.

Con la presentación de Google Analytics 360, anteriormente sólo en Google Analytics para usuarios premium, las estadísticas de Google se están haciendo más avanzadas.

Google Analytics 360 proporciona datos analíticos que las empresas pueden utilizar para realizar un seguimiento del retorno de la inversión (ROI) y de los indicadores de marketing.

 

Hasta aquí este artículo introductorio, ¿quieres conocer alguna cosa más detallada sobre analytics?

Déjanos tus mensajes en los comentarios.

Deja un comentario